ESQUÍ DE INICIACIÓN

Llamamos esquí de iniciación al Esquí Nórdico, aunque también ofrecemos jornadas y cursos de iniciación al Esquí Alpino.

Para nosotros, la modalidad Nórdica es la más idónea para iniciarse en el esquí, ya que es más sencilla y más económica. Para personas que quieran iniciarse en éste deporte blanco, el manejo de las tablas, los bastones, el equilibrio del cuerpo,...se aprenden con más rapidez usando tablas (esquíes) ligeras. Las caídas son más suaves, el paisaje es más bonito, porque combina montaña abierta y carriles por bosques nevados. Si te gusta y quieres continuar aprendiendo, puedes pasarte al Esquí Alpino y, con la destreza adquirida en la iniciación, evolucionar será mucho más fácil.

Básicamente, el esquí nórdico consiste en "patinar" sobre la nieve, deslizándote por carriles por bosque con pequeños desniveles. La forma de la tabla nos permite adquirir velocidad en los pequeño descensos y avanzar sin gran esfuerzo en los pequeños ascensos, debido a las estrías de la parte inferior de los esquíes, que actúan como la piel de foca, reteniendo la nieve cuando te mueves en sentido contrario a la pendiente.

Es muy divertido y totalmente recomendable para aquéllas personas que quieran tener un primer contacto con el deporte del esquí o aquéllas que simplemente quieran disfrutar de la nieve a precios económicos.